Ejercicios para bíceps en casa

Hacer ejercicio en casa es muy conveniente para tu salud. Llevar a cabo un programa simple y conveniente de ejercicios en el hogar, aumenta tus posibilidades de mantenerlo durante más tiempo. Puedes trabajar tus bíceps usando tetrabricks de sopa, resistencia manual, pesas y bandas de resistencia. La mejora de la fuerza y ​​el tono de tus bíceps hará que tus brazos se vean más definidos, sobre todo cuando lleves una camiseta sin mangas.

Ejercicios para bíceps en casa

Ejercicios isotónicos de bíceps

Tus bíceps se componen de dos secciones, la cabeza larga y la cabeza corta. Ambas cabezas surgen del omóplato insertadas justo debajo de la articulación del codo. Los bíceps te permiten doblar el codo para tocar con tu palma de la mano el hombro. Además, cuando las palmas se apoyan en el suelo, tus bíceps ayudan a rotar el antebrazo para que tus palmas queden mirando hacia arriba. Un ejercicio isotónico es aquel que fuerza a los músculos a cargar un peso estático a lo largo de un rango de movimiento.

Las flexiones de bíceps isotónicas utilizan la misma cantidad de tensión en todo el movimiento. No necesitarás una mancuerna o una lata de sopa. La resistencia de este ejercicio es la tensión para desarrollar el músculo bíceps. Relaja los brazos a tu lado. Realiza un curl de bíceps isotónico tensionando ambos brazos y doblando las palmas hacia tus hombros. Rota tus palmas hacia arriba mientras doblas el codo y hacia abajo mientras lo estiras.

Una contracción isométrica es una contracción en la que el músculo no se acorta ni se alarga. Utiliza dos latas de sopa idénticas, escoge las más pesadas. Párate con los pies separado al ancho de tus hombros y las rodillas ligeramente dobladas. Coge una lata de sopa en cada mano con las palmas hacia arriba y dobla los codos a 90 grados. Mantén esta contracción isométrica durante de 30 a 90 segundos. Apreta el ombligo hacia la columna vertebral y respira con normalidad al sostener la contracción.

Flexiones de concentración

Los curls de concentración se centran en un brazo cada vez. Sostén una pesa en la mano derecha, sentado en el borde de una silla. Abra ampliamente tus caderas para separar las rodillas. A continuación, inclínate hacia adelante para que tu codo derecho se encuentre en el interior de tu muslo derecho. A continuación, haz un curl con la mancuerna hacia el hombro derecho. Sólo debe moberse tu codo derecho. Apoye a tu peso corporal, colocando la mano izquierda sobre el muslo izquierdo. No balancees ni tu tronco, ni tu hombro para mover la mancuerna.

Rota tus antebrazos para que tus palmas queden mirando hacia arriba cuando desplazas la mancuerna hacia el hombro, a continuación, gira los antebrazos para que tus palmas estén hacia abajo cuando regreses a la posición inicial. La rotación de los antebrazos activa trabaja más plenamente tus bíceps y el supinador largo, el músculo que se encuentra al lado de tu codo. Tu músculo pronador redondo y los músculos supinadores, se encuentran sobre todo en los antebrazos, también ayudan a la rotación de tu antebrazo.

Curls de martillo con mancuernas

Este ejercicio se centra en tus supinadores largos. Puedes realizar este ejecicio tanto sentado, como de pie. Sostén una pesa en cada mano con los brazos extendidos a tu lado y las palmas mirando hacia tu cuerpo. Haz curls con las pesas hacia tus hombros, manteniendo la posición vertical de cada mancuerna. Trabaja ambos brazos al mismo tiempo o alternándolos.