Ejercicios para quitar celulitis

¿Suena demasiado bueno para ser verdad? Pues es verdad, orientamos una serie de ejercicios para trabajar y tonificar tus caderas, muslos y estómago. Con estos ocho ejercicios fortalecerás los puntos más problemáticos donde la celulitis le gusta quedarse. La mezcla de ejercicios alivia el aburrimiento y en 20 minutos ya habrás acabado. La combinación de estos movimientos con una dieta saludable y entrenamiento de cardio, te hará ser la envidia en la playa este verano. La mejor parte: Se tardan unos 20 minutos por entrenamiento y sólo debes hacerlo 3 días a la semana.

Ejercicios para quitar celulitis

La verdad sobre la celulitis

La celulitis no es una condición misteriosa. A pesar de lo que habrás oído hablar de que las toxinas atrapadas o la mala circulación son las culpables, la celulitis es un tema de grasa. Todo el mundo tiene fibras de tejido conectivo que separan las células de grasa en compartimentos y conectan el tejido graso de la piel. En las mujeres, estas fibras forman un patrón en forma de panal, por lo que cualquier aumento de grasa en un área dada tiende a hincharse. No ves la celulitis en los hombres debido a que sus fibras se extienden en forma horizontal, este patrón impide el abultamiento o la formación de hoyuelos. Así que ¿por qué la celulitis parece aparecer de la nada y empeorar a medida que envejecemos? Hay dos razones. En primer lugar, se debe a los cambios en el tejido. Esas fibras de tejido conectivo se engrosan con la edad, y nuestra piel se hace más fina. El efecto combinado es una celulitis más pronunciada.

El segundo, y más importante, la mujer aproximadamente pierde 2 kg de músculo y lo reemplaza con unos 7 kg de grasa cada década de su vida adulta. Dado que la grasa es excepcionalmente suave, no mantiene nuestra piel tan tensa como lo hace el músculo. También ocupa más espacio, por lo que sobresale. Para deshacerte de la celulitis, tienes que reducir los depósitos de grasa subyacentes y reemplazar el tejido muscular perdido. No vas a encontrar una cura de la celulitis en los productos o procedimientos cosméticos, necesitas mucho más. Contra más músculo tengas, menos celulitis tendrás.

Consejo rápido: Evita dietas drásticas; pueden hacer que la celulitis empeore. Cuando se pierde peso rápidamente, se pierde tejido muscular. El tejido muscular hace que tus piernas se vean tonificadas y lisas.

Plan de ejercicios contra la celulitis

Sigue estos 3 pasos, un programa de 20 minutos 3 días a la semana, y verás como los hoyitos desaparecen de tu piel.

Paso 1: Haz un calentamiento de cardio caminando moderadamente, yendo en bicicleta o subiendo las escaleras o steps unos 2 minutos. Aumenta la intensidad durante 8 minutos. Trabaja con suficiente energía para que tengas que respirar con dificultad, pero todavía seas capaz de hablar en frases cortas. Baja la intensidad y descansa durante 2 minutos.

Paso 2: Haz una serie ejercicios de fuerza de 10 a 15 repeticiones de cada uno de los siguientes ejercicios, utilizando un peso lo suficientemente pesado como para fatigar los músculos. (Esto es esencial para la construcción óptima del músculo en estas áreas). Tus músculos están fatigados cuando sientes que no puedes hacer ni una más repetición. Cuando puedes completar fácilmente 15 repeticiones, aumenta el peso ligeramente. Trabaja lentamente, contando 2 segundos para levantar y 4 segundos para bajar.

Paso 3: Después de cada ejercicio del entrenamiento de fuerza, tus músculos necesitan estirarse. Haz cada cada serie de estiramientos una vez, aguantando en ellos 20 segundos. La adopción de esta estrategia de estiramiento puede impulsar los resultados de entrenamiento de fuerza en un 20%.

Ejercicios para quitar celulitis rápido

Sentadillas con mancuernas

De pie con la espalda a una silla y los pies separados a la misma distancia del ancho de los hombros. Mantén las pesas hacia abajo, una a cada lado con las palmas hacia adentro. Mantén la espalda recta, las rodillas flexionadas y las caderas como si te estuvieras sentando. No dejes que tus rodillas se muevan hacia adelante sobre los dedos del pie. Baja hasta casi apoyarte en la silla, luego vuelve atrás.

Sigue con un estiramiento de los isquiotibiales: Acostado boca arriba, con las piernas rectas, utiliza una toalla o una cuerda para tirar de cada pierna hacia el pecho. No dobles o flexiones las rodillas.

Estocadas

De pie con los pies juntos, mantén las pesas a los lados con las palmas hacia adentro. Toma un gran paso adelante con la pierna derecha. Planta tu pie derecho, luego baja lentamente la rodilla izquierda hacia el suelo. Tu rodilla derecha debe estar en un ángulo de 90 grados, y la espalda recta. Impúlsate con tu pie derecho, y empújate de nuevo hasta la posición inicial. Repite con la pierna izquierda.

Sigue con los estiramientos de cuádriceps: De pie con la espalda recta, tira suavemente del pie derecho hacia el trasero. Repite con la pierna izquierda.

Hacer steps

Con un step aeróbico o con un simple escalón y unas pesas puedes hacer este ejercicio. Comienza con los dos pies encima del step. Mantén tu pie izquierdo plantado en el step y baja el pie derecho. Antes de tocar el suelo, haz fuerza hacia arriba con la pierna izquierda para volver a subir la pierna. Repite la operación para una serie y a continuación, cambia de pierna.

Sigue con un estiramiento de glúteos: Acostado boca arriba con las piernas extendidas, tira de cada rodilla (agarrar por detrás del muslo) hacia el pecho alternativamente.

Tijeras con goma

Ata una banda eslástica de ejercicio ligeramente por encima de las rodillas. Acuéstate boca arriba con los brazos a los lados, y extiende ambas piernas hacia arriba directamente encima de las caderas; los pies deben separarse lo suficiente hasta que la banda esté tensa. Abre lentamente las piernas lo más que puedas. Pausa cuando la tensión se vuelva demasiado grande para tirar más lejos, a continuación, cierra lentamente a la posición inicial.

Sigue con un estiramiento de piernas. Acostado boca arriba, cruza el tobillo derecho sobre la rodilla izquierda, y tira de tu pierna izquierda (detrás de los muslos) hacia el pecho. Cambia de pierna.

Aprieta tus muslos internos

Acuéstate boca arriba con los brazos a los lados. Dobla ligeramente las rodillas, y levanta las piernas de modo que formen un ángulo de 90 grados con tu cuerpo. (Si esto es demasiado difícil, dobla las rodillas más y levanta las piernas sólo hasta que te sientas cómodo). Coloca una pelota de ejercicio inflada (el tipo de pelota que se utiliza para hacer abdominales) entre las rodillas; los pies deben estar flexionados. Aprieta lentamente las piernas juntas contra la resistencia de la bola tan fuertemente como puedas, asegurándote de mantener las rodillas ligeramente flexionadas. Cuando la resistencia es demasiado grande para presionar más, aguanta en esta posición 3 segundos. A continuación, abre lentamente y vuelve a la posición inicial.

Sigue con un estiramiento de mariposa: Sentado con las plantas de los pies juntas, coloca las manos en la parte superior de tus muslos, las rodillas hacia los lados, e inclínate hacia adelante desde las caderas.

Si te interesa este tema, te recomendamos que leas estos dos artículos: Remedios caseros para la celulitis y Alimentos para no retener líquidos, ambos te proponen soluciones para deshacerte de tu celulitis.