Ejercicios para reducir papada

Los ejercicios para la papada pueden ayudar a tonificar los músculos de la cara y la mandíbula, tener una piel firme a lo largo de la línea de la mandíbula y deshacerte del exceso de grasa para disminuir tu papada. Si bien la pérdida de peso a menudo puede ser una forma a largo plazo que ayuda a eliminar la papada, no todas las personas que tienen papada, tienen sobrepeso; a veces, las papadas son genéticas. Cualquiera que sea la causa de tu papada, estos ejercicios pueden ayudar a reducir su tamaño y mejorar su apariencia.

Ejercicios para reducir papada

Elevación de barbilla

La elevación de la barbilla estira y tonifica los músculos de la mandíbula, el cuello y la garganta. Para llevar a cabo la elevación de la barbilla, sigue estos sencillos pasos:

  • Ponte de pie o siéntate con la columna erguida.
  • Inclina la cabeza hacia atrás como si estuvieras buscando algo en el techo.
  • Frunce los labios con fuerza, como si quisieras besar el techo.

Trata de no ejercitar otros músculos faciales al hacer este ejercicio; sólo tienes que utilizar tus labios. Mantén tus labios en una posición arrugada, cuenta hasta cinco y luego suelta. Repite el ejercicio de 5 a 10 veces de forma consecutiva.

Cilindro

Con el ejercicio del cilindro no sólo tonificas y estiras los músculos de la mandíbula, la garganta y el cuello, sino que también liberas la tensión de los hombros y puede aliviar el dolor del cuello y los hombros. Sigue estos pasos para realizar correctamente el ejercicio del cilindro con la finalidad de eliminar o reducir tu papada:

  • Ponte de pie o siéntate con la columna erguida.
  • Mientras inhalas, gira suavemente la cabeza hacia un lado hasta que la barbilla toque el hombro. Debes quedarte con la cabeza hacia ese lado.
  • Al exhalar, gira lentamente la cabeza hacia abajo hasta que tu barbilla esté descansando en tu pecho. Recuerda que debes mantener tu columna vertebral erguida y los hombros cuadrados.
  • Mientras inhalas, levanta suavemente la cabeza hacia atrás hasta que la barbilla toque el otro hombro. Debes mirar hacia el otro lado.

Repite el ejercicio del cilindro un total de 5 a 10 veces.

Lanzamiento de mandíbula

La tonificación y los ejercicios de liberación de la mandíbula se extiende a los músculos de la cara. Debes realizar el ejercicio de lanzamiento de mandíbula de la siguiente manera:

  • Sentado o de pie con una columna vertebral erguida.
  • Inhala profundamente por la nariz; exhala lentamente, mientras tarareas una canción o melodía con los labios apretados. Mientras que estás inhalando y exhalando, mueve la mandíbula como si estuvieras masticando.
  • Cuando termines tu exhalación, abre la boca tan ampliamente como te sea posible. Inhala y exhala por la boca abierta con un "ahh" con sonido audible. Apoya la punta de tu lengua suavemente contra la parte posterior de los dientes de abajo para ayudar a relajar la mandíbula.

Repite los dos pasos de este ejercicio de 5 a 10 veces.

Ejercicios para papada flácida

Ejercicio de platisma

El platisma es el gran músculo que va desde la línea de la mandíbula a tu hombro. El ejercicio ayuda a mantener tu barbilla y garganta firmes y tersas. Para fortalecer y tonificar el platisma, sigue estos pasos.

  • Sentado o de pie con una columna vertebral erguida.
  • Tira de tus labios contra los dientes, y gira las esquinas de la boca hacia abajo.
  • Abre la boca ligeramente, y activa los músculos de tu mandíbula. Mantén tus labios presionados firmemente contra los dientes y las comisuras de la boca hacia abajo. Los tendones de tu cuello deben destacar y volverse visibles.
  • Mueve tu mandíbula inferior hacia arriba y hacia abajo de 5 a 10 veces.

Repite este ejercicio de 5 a 10 veces para tonificar tu platisma.

Es posible que también te interese echar un vistazo a los Ejercicios para relajar la mandíbula.